¿Se puede vender una casa hipotecada?

hipotecada

Es probable que en algún momento te hayas preguntado si se puede vender una casa hipotecada. Cuando queremos dejar de vivir en alquiler o hemos ampliado la familia y necesitamos mudarnos, surge la idea de comprar una casa. En estas circunstancias es frecuente adquirir una hipoteca para pagar la casa.
Mediante dicha hipoteca obtenemos el dinero que necesitamos. Por otro lado, el banco que nos la ha concedido se convierte en copropietario de la vivienda hasta que se termine de pagar. Es un procedimiento relativamente sencillo, con unos requisitos que, una vez cumplidos, nos proporciona la casa de nuestros sueños.

Pero, por diferentes circunstancias, puede llegar un momento en el que queremos vender nuestra casa, antes de que la hipoteca esté resuelta. Sin embargo, no tenemos claro si se puede vender una casa hipotecada. La respuesta es sí, aunque con ciertas condiciones.

Se puede vender una vivienda hipotecada de 3 maneras

Ante el deseo o la necesidad de vender nuestra casa antes de haber pagado la hipoteca, tenemos tres posibilidades por las que se puede vender una casa hipotecada. A continuación, lo explicamos:

  • Cancelar la hipoteca: Es posible y, además,  es una de las maneras más elegidas por lo propietarios. Consiste en vender la casa por una cantidad superior a la hipoteca que queda por pagar. Para poder después cancelar la hipoteca, deberás acudir a tu banco y solicitar el certificado de deuda pendiente, un documento donde se especifica el importe que adeudaremos en el momento de la transmisión de nuestra vivienda. De este modo, una vez vendida la casa, parte del dinero obtenido de la venta irá destinado a la cancelación de la hipoteca.
  • Pedir una hipoteca puente: Consiste en agrupar dos préstamos hipotecarios en uno. En caso de no tener tiempo de vender la primera casa, pero necesitar con urgencia una nueva, existe esta posibilidad. Si bien la cuota mensual es más elevada, el coste es menor que el de mantener dos hipotecas por separado. El primer piso debe venderse en el plazo establecido previamente y, una vez vendido, será posible cancelar su hipoteca.
  • Subrogar la hipoteca: Consiste en transmitir la deuda al comprador. Se debe contar con la aprobación tanto del comprador como del banco. Este proceso consiste en un cambio de titularidad de la hipoteca. Por tanto, la entidad bancaria estudiará los riesgos y se asegurará de que el comprador puede asumir a hipoteca. Una vez aprobado el traspaso, el banco podrá cobrar por los procesos de gestión: el estudio del perfil del comprador, la tramitación y la subrogación de la hipoteca. Estos corren a cargo del vendedor.

Es posible vender una casa hipotecada, pero no es sencillo. Solo se puede hacer de las tres maneras descritas anteriormente. Esto se debe a que el préstamo hipotecario, desde su firma, vincula la vivienda al pago del mismo y y a su copropietario: el banco. De este modo, quedan asumidas unas serie de restricciones respecto a la venta de la casa.

Si necesitas asesoramiento inmobiliario, no dudes en contactar con nosotros al siguiente teléfono 954 373 906 o por correo electrónico info@porticosur.com. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Hola!....