Certificado Energético: Obligatorio para comprar o alquilar una casa

certificado energético

Desde junio de 2013, en España es obligatorio contar con el certificado energético para vender o alquilar una vivienda. Este certificado indica el consumo energético y las emisiones de CO2 del inmueble para que los posibles compradores o arrendatarios sepan el posible gasto que les va a conllevar la compra de la casa.

El certificado energético se resume en la etiqueta energética, una etiqueta similar a la de los electrodomésticos, donde se califica la eficiencia de la vivienda en una escala de la A a la G, siendo la primera la más eficiente y la última la que cuenta con poca eficiencia.

Hoy os vamos a resolver todas las dudas que pueda haber sobre esta certificación.

¿Por qué es obligatorio el Certificado Energético? ¿Quién lo debe solicitar?

Este certificado es obligatorio porque, si no se encuentra en las escrituras en el momento de vender o alquilar una casa, la operación no se puede realizar. El notario no aprobaría el contrato.
El dueño del inmueble es el encargado y el responsable de obtener el certificado energético para poder vender o arrendar su casa. Así, esta certificación debe facilitarse a la inmobiliaria correspondiente para aparecer en el portal, inmobiliaria o anuncio donde se publicite la vivienda.

A la hora de la venta, la certificación energética debe incluirse en el contrato de compraventa y, posteriormente, entregarse al comprador. En el caso de un alquiler, la etiqueta debe mostrarse al inquilino y entregarle una copia para que la tenga en la vivienda.

Aunque no todos los inmuebles necesitan estar calificados con la etiqueta energética. Existen algunas excepciones:

  • Las propiedades que cuentan con una superficie de menos de 50 metros cuadrados y se encuentre en una zona aislada.
  • Edificios o monumentos protegidos, por pertenecer a un entorno declarado o por su valor arquitectónico.
  • Cuando se trate de un edificio industrial o agrícola que se va a destinar a la actividad que en él se desarrolle.
  • Edificios que se compren para su demolición o para una reforma de peso.
  • Si el alquiler que se va a realizar es cuatro meses o menos, o por un año cuando el consumo previsto de energía sea menor del 25% de lo que resultaría el año completo.

Pasos para obtener el certificado

El proceso para obtener la certificación energética es muy sencillo para el propietario de una vivienda:

  1. Contactar con una persona autorizada que esté habilitada para realizar certificados energéticos. Los arquitectos, arquitectos técnicos o aparejadores son los profesionales que pueden acreditar esta obligación.
  2. El técnico visitará la vivienda para realizar determinadas pruebas y tomar los datos necesarios del lugar: superficie, instalaciones, huecos, orientación, etc.
  3. El técnico redactará el certificado con las aplicaciones homologadas y establecerá la calificación energética.
  4. Con el informe realizado, llega el momento de registrarlo en el órgano competente de cada Comunidad Autónoma.
  5. Una vez registrado, se entrega un número de registro y la etiqueta energética que tendrá que adjuntar en cualquier acto de promoción de la vivienda. El dueño de la vivienda es el responsable de anunciar una vivienda sin el certificado energético, y no la inmobiliaria.

Si necesitas asesoramiento inmobiliario, no dudes en contactar con nosotros al siguiente teléfono 954 373 906 o por correo electrónico info@porticosur.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Hola!....