¿Es una buena inversión comprar para alquilar?

comprar

Son muchas las personas que deciden comprar una vivienda para posteriormente ponerla en alquiler. Esto puede verse como una inversión a largo plazo, ya que el dinero recibido por el alquiler compensa los gastos.  Pero, ¿es recomendable comprar para alquilar?, ¿se obtiene rentabilidad?, ¿Cuántos años se tardaría en recuperar lo invertido? Vamos a verlo. 

Comprar una vivienda para alquilar es un activo muy atractivo para ahorradores o inversores tradicionales, ya que es algo físico y que pueden palpar. Asimismo, todos conocemos, en mayor o menor medida, cómo funciona ese mercado, la evolución de los precios y las ayudas bancarias que podemos obtener.

En los últimos años ha subido el precio de los alquileres, lo que ha provocado que invertir en una vivienda para alquiler sea una opción muy valorada, ya que podrán rentabilizarlo en unos años. A esto hay que sumar que el nivel de vida de hoy en día y los sueldos de la mayoría de personas jóvenes no les permitan hacer frente a una hipoteca, de modo que tienen que vivir de alquiler.  Tener una vivienda alquilada también te asegura tener unos ingresos fijos todos los meses, que incluso puedes usar para ir pagando la hipoteca. A eso hay que añadir que, si sube el coste de la vida, los propietarios podrán subir el precio del alquiler, de forma que obtendrán mayores beneficios de lo calculado inicialmente.

Sin embargo, no todo es tan sencillo. Comprar una vivienda, aunque sea para alquilarla después, supone un gran desembolso inicial que en muchos casos implica gastar gran parte de los ahorros, además de solicitar una hipoteca. Por ello, es una decisión que hay que tomar de forma meditada y en la que se deben tener en cuenta diferentes aspectos, como el precio del mercado, las posibles reformas que haya que realizar en la vivienda, la zona en la que está ubicada y el tipo de viviendas más buscadas para alquilar.

Por ese motivo, a la hora de comprar, no solo hay que tener en cuenta el precio de la vivienda, también si la vivienda necesita una gran reforma o solo pequeñas reparaciones, además de si hay que amueblarla o no. Son gastos a los que hay que enfrentarse para que la vivienda pueda salir al mercado del alquiler. Igualmente, una vez alquilada, los propietarios tienen que estar preparados para hacerle frente a cualquier imprevisto que pueda surgir, como averías de diversa índole, unas goteras o tener que pintar la vivienda tras unos años alquilada.

Aunque alquilar es bastante fácil hoy en día ya que existen zonas en las que hay una mayor demanda que oferta, es importante saber elegir bien la zona en la que comprar para sacar una mayor rentabilidad. En PórticoSur te ayudamos a encontrar la vivienda perfecta para comprar y si luego quieres alquilar, también podrás contar con nuestro servicios. Tendrás tu nueva vivienda alquilada en tiempo récord.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Hola!....